Sabado 25 de Octubre de 2014

Dejan descuartizado en Chilpancingo, Guerrero

Chilpancingo, Gro. Un cuerpo humano totalmente desmembrado, fue abandonado en el interior de una camioneta, cerca de las instalaciones del Instituto de Formación y Capacitación Policial (Infocap), de la capital guerrerense.

De acuerdo a los hechos, cerca de las 12:00 del día se reportó una camioneta abandonada sobre el bulevar “Vicente Guerrero”, antes de llegar al crucero a Chichihualco.

Elementos de la Policía Ministerial del estado fueron los que llegaron primero al lugar, encontrándose con una camioneta Nissan doble cabina, color gris oscuro, tipo Frontier, con placas de circulación HA-60-0143.

La unidad efectivamente estaba en calidad de abandonada a un costado de la carretera, carril norte-sur; entre el taller eléctrico “El Toques” y el negocio de radiadores con razón social “Pérez”, justamente frente a la entrada de la colonia “Lázaro Cárdenas”.

La camioneta estaba mal estacionada, con los vidrios de las puertas delanteras cerrados, pero los de la cabina trasera abiertos; mientras que en la caja de la camioneta había una especia de cubo de madera grande, y un colchón.

Al hacer una revisión a la unidad, los policías se encontraron con unas bolsas grandes de plástico color negro, de las que se utilizan para tirar basura; éstas estaban en el asiento de la cabina trasera, de donde escurría sangre “fresca”.

Al abrir las bolsas, fue cuando los agentes ministeriales se encontraron con que dentro de las bolsas había partes de un cuerpo humano.

Aunque las autoridades ministeriales y personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) trató de manejar el tema con total hermetismo, en el lugar de los hechos se logró observar que las partes del cuerpo presuntamente del sexo masculino, estaban dentro de dos bolsas de plástico.

Según se manejó en el lugar de los hechos, en una bolsa venía el tronco del cuerpo, mientras que en otra las extremidades y cabeza.

El Agente del Ministerio Público en turno, peritos de la Procuraduría y personal del Servicio Médico Forense, así como mandos policiacos de la PGJE, decidieron no sacar las partes humanas de las bolsas, y solo pasarlas así a la unidad motriz del Semefo para trasladarlas en esas condiciones hasta la morgue.

Por ello, luego de que acordonaron la zona, se impidió el paso a la prensa e incluso a la Policía Municipal que también llegó al lugar de los hechos