Miercoles 23 de Abril de 2014

Retención de militares por autodefensas, al alza

En Guerrero y Michoacán se ha incrementado, en menos de un año, el número de retenciones de militares en zonas donde operan autodefensas, mientras que la cifra de soldados detenidos también aumentó por evento, de acuerdo con una revisión de este diario, sobre la cual la Secretaría de la Defensa Nacional declinó hacer algún comentario.

En 2012 las retenciones de militares que se registraron en Guerrero y Michoacán abarcaron de uno a 10 elementos, pero en 2013 los eventos y el número de detenidos creció, registrándose el pico mayor el lunes pasado en El Pericón, municipio de Tecoanapa, en Guerrero, donde la cifra llegó a 100 elementos.

La petición común de los pobladores es que se permita la operación de las policías comunitarias. En otros casos argumentan que miembros de organizaciones criminales los han amenazado o piden la liberación de sus miembros que fueron detenidos por portación de armas.

En Guerrero han optado incluso por el bloqueo de vialidades como forma de presión para que sus demandas sean atendidas. En ninguno de los casos donde se han retenido a los militares se han registrado disparos o bajas, y en todos los casos los miembros del Ejército han sido liberados tras negociaciones de ellos mismos o de funcionarios estatales o federales.

La retención de militares en El Pericón ha sido la más larga registrada durante 2012 y 2013, debido a que por más de 36 horas los pobladores retuvieron al centenar de elementos a cambio de que no desarmen a la policía comunitaria.

Otro caso se registró el 24 de julio pasado cuando pobladores de Xialtianguis, en Guerrero, bloquearon la carretera federal Acapulco-México para pedir la permanencia de la policía comunitaria. En ese lapso retuvieron a 15 militares que estaban en la zona tratando de abrir la vialidad.

En marzo pasado gente de la comunidad La Ruana, en San Buenavista Tomatlán, Michoacán, retuvieron a 47 militares en protesta por la detención y procesamiento de 51 personas ubicadas como policías comunitarios.

En los casos donde se retuvo a más de 10 militares en 2012 destaca el del 22 de septiembre cuando pobladores de Paracho, Michoacán, retuvieron a dos unidades del Ejército como forma de presión para que liberaran a un joven acusado de tala ilegal.

Además de la retención de militares, también se ha informado de la retención de policías federales, tanto en Michoacán como en Guerrero.

De acuerdo con información de la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina y Policía Federal en diversos puntos de Michoacán, Los caballeros templarios han desplegado mantas en donde afirma que el cartel rival Nueva Generación ha estado armando a los grupos de autodefensas. Por lo menos en el municipio de Aquila, Michoacán, se han asegurado armas de alto calibre, a las policías comunitarias, quienes no han proporcionado información de cómo las obtuvieron.

Fuente: ElUniversal