Heriberto Lazcano Lazcano “El Lazca”, va de militar a jefe de “Los Zetas”

Tiene debilidad por las mujeres rubias, afición por las carreras de caballos y en el último lustro se ha apasionado por otro deporte: la cacería de gacelas, cebras y animales exóticos en reservas de Coahuila y San Luis Potosí.

Nació en 1974 en Apan, Hidalgo, lugar célebre por sus pulques, y a los 17 años se inscribió en el Ejército, donde pensaba hacer una carrera en el arma de Infantería, pero siete años más tarde un ex militar lo convenció para convertirse en guardaespaldas y promover su baja voluntaria de las Fuerzas Armadas.

Fue la decisión más importante de su vida, era 1998.

Hoy, Heriberto Lazcano Lazcano tiene 38 años, le dicen “El Verdugo” y maneja los hilos de más de 400 delincuentes que en 18 estados han convertido en una industria al secuestro, la extorsión, el homicidio y la venta de droga.

Por eso es el número uno de los Zetas.

Diversas investigaciones ministeriales y fichas de corporaciones de México y Estados Unidos que siguen de cerca a “El Lazca”, lo refieren como el hombre que logró mantener un liderazgo en la organización, gracias a sus métodos para contrarrestar a los enemigos y al régimen de disciplina interna: a los Zetas infractores los ejecuta o los “apanda” o los deja sin comer.

Aunque se trate de un amigo, Lazcano siempre ha separado a los negocios de sus relaciones personales y eso lo sabe Alfredo Rangel Buendía “El Chicles”, uno de sus hombres de mayor confianza, quien un día le pidió dinero para comprar fayuca y no le pagó en el tiempo convenido.

“Lazcano nos ordenó a todos los del Cártel del Golfo que matáramos a “El Chicles”, por lo que Iván Velásquez Caballero “El Talibán”, con clave “L 50″, le dijo que se acercara a un punto de la Colonia Madero en Nuevo Laredo, por lo que cuando llega “El Chicles” en un Sentra, lo enganchamos, es decir lo agarramos y lo íbamos a matar.

“Pero ‘El Talibán’ habló con Lazcano y le dijo que él le iba a recuperar el dinero y que nada más lo castigara, a lo que Lazcano nos ordenó que lo tuviéramos amarrado un mes, ahí teníamos la orden de darle agua una vez al día y de comer una vez al día, para que no estuviera yendo seguido al baño”, declaró el testigo protegido “Karen”.

Desde la captura de Osiel Cárdenas en 2003, este hidalguense hizo emigrar a Los Zetas de las drogas a otros delitos, estableció nuevas jerarquías en imitación al Ejército, incluyó en sus huestes a “kaibiles” de Guatemala y decidió desplegar operaciones de asalto espectaculares para rescatar a sus cómplices.

Sus pistoleros hoy dicen ser parte de “La Compañía” y Lazcano se ha encargado de hacerles sentir que es así, pues cada fin de año hasta organiza posadas en Matamoros con sus jefes de plaza y en ellas les informa de los relevos y cambios en la estructura criminal.

Ingreso

El 27 de marzo de 1998, Lazcano obtuvo su baja del Ejército y con ello renunció a la carrera que había iniciado el 5 de junio de 1991 en la milicia.

En 7 años, según registros públicos de la Sedena, sólo logró un ascenso y sucedió el 5 de julio de 1993, a Cabo de Infantería.

El personaje que le persuadió a dejar las Fuerzas Armadas era otro militar que había desertado el 27 de septiembre de 1997, medio año antes que Lazcano.

Se llamaba Arturo Guzmán Decena y a su vez había sido contratado por Osiel Cárdenas Guillén para que le organizara una especie de guardia pretoriana, pues estaría conformada sólo por ex militares.

Guzmán se autodenominaba “Z-1″. Este es el origen de los Zetas, que deben su nombre al color azul zeta de los uniformes de los oficiales del Ejército.

El Subteniente Alejandro Lucio Morales Betancourt “Z-2″ fue subjefe de la agrupación delictiva hasta su captura, el 17 de noviembre de 2001.

Al convertirse en el testigo protegido “Yeraldine”, relató que la primera tarea encomendada a los Zetas fue la eliminación de los enemigos de Osiel. Lazcano se hizo distinguir frente a los demás.

Morales recuerda en un testimonio rendido en la averiguación PGR/SIEDO/UEIDCS/111/2003, que precisamente en febrero de 1999 Osiel citó a Arturo Guzmán Decena “Z-1″ en una casa de Reynosa y le encomendó juntar 20 pistoleros para asesinar a Rolando López Salinas “El Rolys”.

“Lazcano disparó a un tanque de gas provocando su explosión y ante esto salimos corriendo de dicho lugar… en esa ocasión hubo muertos en esa casa, pero la Policía Ministerial se encargó de ocultarlos y de que no se supiera nada”, dijo en 2002.

Por esas fechas, en marzo de 2002, Decena y Lazcano “cazaron” a 4 agentes de la Policía Municipal de Nuevo Laredo, que notaron que les seguían.

De brazo armado a grupo rival

Los Zetas iniciaron como complemento del Cártel del Golfo pero ahora se han declarado la guerra, según autoridades:

- EL LÍDER ACTUAL. Heriberto Lazcano tomó medidas que facilitaran que los Zetas cambiaran el mote de brazo armado por el de grupo criminal.

- EL INCONDICIONAL. Luis Reyes Enríquez, “Z-12″ o “El Rex”, era el hombre de confianza de Lazcano. Fue detenido en Hidalgo.

- ‘COMANDANTE’. Mateo Díaz López, detenido en Tabasco, declaró que Lazcano asumió el liderazgo tras la captura de Osiel.

- EL CAPO. Osiel Cárdenas Guillén, líder original del Cártel recientemente sentenciado en EU, reclutó a los ex militares luego conocidos como Zetas.

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
Noticias de Mexico publicadas por el 09 de Oct, 2012 a las 3:16 am •
Comentarios para : Heriberto Lazcano Lazcano “El Lazca”, va de militar a jefe de “Los Zetas”

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de La Policiaca de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.

Comentar en Facebook


Los comentarios de Disqus estarán cerrados hasta nuevo aviso, gracias por participar
Noticia Siguiente:
Noticia Anterior:

Busquedas para esta noticia:

comandante gacela,
La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.
La informacion que se muestra refleja el contenido de informacion disponible publicamente en la red.