La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Joven empleada fingió asalto para costear la boda de sus sueños

Joven empleada fingió asalto para costear la boda de sus sueñosManí, Yucatán.- Fany Gabriela Caamal Bacab, planeaba la boda de sus sueños. La fecha estaba cerca y el novio no tenía dinero suficiente para costear la ceremonia y el festejo. Fue entonces que a la joven empleada de una sucursal de “Telecable”, se le ocurrió inventar un asalto.

La joven cajera ocultó el dinero, aproximadamente 185 mil pesos, en el mismo lugar donde laboraba, y luego avisó a su patrón que había sido víctima de un asalto, lo que generó una intensa movilización policiaca y búsqueda de los asaltantes, aunque luego se descubrió que se trató de un autorrobo.

Fue alrededor de las 8:10 de la mañana cuando las autoridades recibieron el reporte de un asalto en la sucursal de Telecable, ubicada en el centro de Maní, por lo que elementos policiacos acudieron y de inmediato se implementó un operativo para dar con los presuntos asaltantes, pero tras horas de búsqueda, los oficiales no tuvieron éxito.

Al mismo tiempo los agentes interrogaron a Fany, quien relató que dos sujetos encapuchados ingresaron al negocio, la golpearon, la amagaron, la ataron de manos y le cubrieron la boca. Luego, dijo la joven, los delincuentes se apoderaron de 185 mil pesos en efectivo y se retiraron del lugar.

Minutos después el supervisor de la sucursal arribó y tras desatar a la cajera y dar aviso a su patrón, notificaron a las autoridades, quienes al iniciar las indagatorias notaron que las cámaras de seguridad de la empresa no funcionaban.

Para fortuna de los agentes, las cámaras de una casa de empeños cercano al negocio donde ocurrió el atraco si funcionaban y al revisar la grabación observaron que la joven ingresó al negocio a las 7:50 de la mañana y que ella fue la única que entró al lugar antes de que el supervisor llegara.

Al interrogar de nuevo a la cajera, esta cayó presa del nerviosismo y con las evidencias terminó por confesar que todo había sido mentira. Dijo que quería casarse, pero como su novio no tenía dinero suficiente para costear la ceremonia y el festejo, ella planeó el “asalto” en su lugar de trabajo.

Al recuperar el dinero, que nunca salió del local, y conocer la razón del proceder de la joven, el propietario  decidió no presentar cargos y evitar que fuera encarcelada, aunque si la despidió.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba