La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Los carteles de la droga tras especies en peligro de extinción

SAN FELIPE, BC.

El calor sobrepasa los 35 grados centígrados en la comunidad pesquera de San Felipe, municipio de Mexicali, Baja California. La temperatura va acorde con los turistas estadunidenses provenientes de California, Arizona, Oregón, Washington y de los municipios de Mexicali, Tecate, Tijuana, Ensenada, y San Luis Río Colorado; ocasionalmente se ve recorriendo la playa a turistas de Canadá que provienen de Columbia Británica y Alberta.

La actividad turística está en su apogeo en los meses de mayo a octubre, donde la temperatura alcanza hasta los 37 grados centígrados, clima idóneo para practicar el canotaje a la orilla del mar, en horarios que van de las 9 de la mañana a las 5 de la tarde.

Al caer la noche la actividad comienza a menguar, los pocos comercios dedicados a la venta de artesanías y productos para el turismo han cerrado. En algunos casos las luces de las viviendas son intermitentes, la oscuridad ha envuelto esta comunidad que ha sido señalada en diversas ocasiones de proteger a pescadores furtivos de especies marinas en peligro de extinción.

Son pocos los habitantes de San Felipe que se dan un “break” en sus vidas para tomar una cerveza en el patio de sus viviendas. Una de esas personas es “Chanti”, pescador que por años ha navegado parte del Alto Golfo de California. De aproximadamente 65 años, piel curtida por el sol y carácter bromista, habla sin parar sobre la situación que viven los pescadores actualmente.

“Ya no sale para comer, a veces ya no se pesca nada. Ya no te puedes mover libremente, porque los marinos te persiguen en sus barcos, la situación es mala, nos persiguen por pescar, pero a los otros los dejan libremente”.

¿Los otros? Pregunté.

“Si esos que tienen lanchas rápidas, hasta tres motores tienen y vuelan sobre el agua, eso siempre andan por las aguas por la noche y no los detienen”.

Sin mencionarlo, “Chanti” se refiere a las lanchas rápidas que utilizan los integrantes del crimen organizado que usan parte del Alto Golfo de California para el trasiego de metanfetaminas y cocaína hacia el estado de California, Estados Unidos.

De acuerdo con el último informe (2015) de la Fiscalía General de California, calcula que anualmente el 70 por ciento de metanfetaminas que ingresan a territorio estadunidense, lo hacen por California.

El informe de 118 páginas, señala que cada año a través de actividades comerciales en California, se lavan entre 30 y 40 billones de dólares provenientes de actividades ilícitas.

Destaca que “el puerto de California, es preferido por las organizaciones criminales mexicanas que vía marítima han logrado ingresar metanfetaminas y cocaína, lo que vuelve al “puerto” el paraíso para el narcotráfico y el crimen organizado”.

De acuerdo con informes de la División Científica de la Policía Federal dependiente de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), las organizaciones criminales que se disputan la ruta de trasiego de droga Sonora-Baja California- San Diego, son el cártel de Tijuana (Arellano Félix), Pacifico (Sinaloa) y recientemente el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El modo de operar de las organizaciones criminales que utilizan la vía marítima para transportar los embarques de droga hacia Estados Unidos, es burlar la vigilancia que mantienen las 24 horas del día la Marina-Armada de México (SEMAR) con sus lanchas interceptoras y su buque apostados cerca del polígono de área protegida del Alto Golfo de California.

Las organizaciones delictivas utilizan diversos distractores que incluyen a pescadores que invaden la zona protegida, esto genera que el operativo permanente se enfoque en ese blanco, lo que es utilizado por las lanchas rápidas para salir de los radares de la Armada de México.

En el caso de ser sorprendidos, los delincuentes tiran la droga en el mar antes de que lleguen los marinos. Esto cambia el estatus de delincuentes a náufragos, por tal motivo deben ser apoyados por las autoridades navales a pesar de que se tengan pruebas en su contra, tienen que ser apoyados y liberados.

La Biosfera del Alto Golfo de California

Considerada uno de las Biosferas más importantes en México, el Alto Golfo de California, ha sido explotado en la última década por diversos grupos del crimen organizado para el trasiego de droga y la pesca furtiva de especies en peligro de extinción.

Algunas organizaciones criminales, como el cártel de Tijuana (Arellano Félix), Pacifico (Sinaloa) y recientemente el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) han utilizado el Alto Golfo de California para el trasiego de estupefacientes de México a Estados Unidos, vía marítima.

Además han incursionado en el fomento a la pesca furtiva del pez conocido, como “Totoaba” cuyo buche alcanza un valor comercial en el mercado negro de Baja California entre los 4 a 9 mil dólares por kilo, que al llevarlo directamente a China o Hong Kong su valor se incrementa entre los 45 a 60 mil dólares por kilo.

La Totoaba macdonaldi se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM 059 SEMARNAT 2010 en la categoría Peligro de extinción. Es una especie endémica del norte del Golfo de California o Mar de Cortés, la cual, debido a su sobreexplotación, mermó alarmantemente su población hasta acercarla peligrosamente a su casi extinción, se convirtió por decreto Presidencial el 16 de abril de en 2015 en una especie protegida.

Durante la presentación del Decreto, el presidente Enrique Peña Nieto anunció un programa para el rescate y la conservación de la vaquita marina y la Totoaba, el cual incluye vedas y apoyo económico a los pescadores de la zona.

Como parte del programa para el rescate y la conservación de la vaquita marina y la Totoaba, la Marina-Armada de México fue designada para recorrer las 24 horas del día el polígono protegido de 13 mil kilómetros ubicado dentro del Alto Golfo de California.

El Negocio del buche de la Totoaba

La vejiga natatoria o buche del pez endémico conocido como Totoaba, es considerado oro molido en los restaurantes de comidas exóticas en algunos países asiáticos, cuyos comensales llegan a pagar 25 mil dólares por un platillo de “Seen Now”.

En restaurantes de China y Honk Kong el “Seen Now”, es el platillo más caro que logra ofertarse debido al mito que esta sopa gelatinosa elaborada con el buche de la Totoaba, tiene características afrodisiacas y regenerativas debido a su alto contenido en colágeno.

De acuerdo con la líder de la campaña Operación Milagro y capitán del barco de la organización internacional Sea Shepherd, Oona Isabelle Layolle durante la pesca furtiva de la Totoaba, siempre hay bajas en la población de la vaquita marina, otra especie endémica del Alto Golfo de California en peligro de extinción.

Las investigaciones realizadas por Sea Shepherd, señalan que los pescadores furtivos amparados por las sombras de la noche extienden sus redes de palangre que es una malla o chinchorro de 10 a 12 pulgadas con una línea principal ramificada con otras llenas de anzuelos, conectadas a ella hasta el lecho marino.

Este artefacto busca atrapar ejemplares de la Totoaba con un peso mayor a los 10 kilos y aproximadamente dos metros de largo, al cual se le extrae el buche cuyo valor en el mercado negro oscila entre los 4 a 6 mil dólares por kilo. El resto del pez es desechado.

Trabajos de inteligencia naval de la Secretaría de la Marina-Armada de México (SEMAR) en el Alto Golfo de California, han detectado a grupos del crimen organizado dedicados a la pesca furtiva de la especie en peligro de extinción denominado “Totoaba” que en el mercado negro de China tiene un valor comercial de 60 mil dólares por kilo.

Las labores de inteligencia naval, han permitido la ubicación de grupos de pescadores que han sido cooptados por el crimen organizado para la pesca furtiva de las especies en peligro de extinción.

Para el Capitán de Navio de Cuerpo General Diplomado de Estado Mayor, Carlos Guerra Ortega, Estado Mayor, Sección Tercera el trabajo conjunto que realizan con las Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal, Secretaría de Hacienda (SHCP), han permitido detectar a grupos del crimen organizado enrolando a pescadores para la pesca furtiva de especies marinas en peligro de extinción.

“Con información de inteligencia de las dependencias que están involucradas y participando, sea dando seguimiento a ciertos grupos de interés que pueden generar o pueden propiciar esta incidencia en contra de la Totoaba y la vaquita marina”.

La información proporcionada de las dependencias federales a Marina y PGR, señalan que en 11 meses de investigación se han ubicado cuatro centros de acopio del crimen organizado de buche de “Totoaba” en los municipios de Mexicali, Tijuana, Ensenada y Río Colorado, donde el pago por el kilo del buche de la especie tiene un valor que va de los 9 mil a 12 mil dólares.

De acuerdo con Joel González Moreno, Director General de Inspección y Vigilancia de la vida Silvestre, Recursos, Marinos y Ecosistemas Costeros, los centros de acopio del mercado negro son movibles y difíciles de ubicar. Señaló que son los propios pescadores enrolados los que tienen el contacto directo con los compradores en su mayoría de origen asiático.

“Los centros de acopio, tanto Mexicali, Ensenada, Tijuana, San Luis Río Colorado, hemos detectado algunos sitios e incluso se han hecho los operativos correspondientes en estos lugares”.

El alto costo y su exportación a países asiáticos de la vejiga natatoria del pez en peligro de extinción se debe al viejo mito de que sus propiedades son altamente afrodisíacas y ayudan al desempeño sexualmente

Las rutas ilegales que utiliza el crimen organizado parten de la población de San Felipe municipio de Mexicali, Baja California hacia Estados Unidos con escala en los Ángeles California donde un 60 por ciento es consumido por la comunidad asiática, la otra enviada a Hong Kong y China,

La otra ruta que ha sido detectada principalmente utilizando empresas de paquetería o envío, parte del puerto de San Felipe con escala a la Ciudad de México vía aérea con destino final a China o Hong Kong.

“Respecto a las rutas de tráfico, de esta zona del alto Golfo de California generalmente estos productos llegan a estas ciudades que comento y de aquí son enviados o hacia Estados Unidos, principalmente o también hemos detectado en la cuestiones de envíos de paqueterías, paquetes que han salido de aquí de Mexicali hacia la Ciudad de México y de la Ciudad de México a China”, señaló González Moreno.

De acuerdo con cifras oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el precio del buche de la “Totoaba” oscila en el mercado negro de México-China-Honk Kong entre los 9 y 18 mil dólares.

Sin embargo, para la organización no gubernamental Sea Shepherd, el valor comercial del producto ilegal tiene un valor que oscila entre los 9 y 60 mil dólares.

“En México le pagan a los pescadores 9 mil dólares por el buche de la “Totoaba” conforme se va trasladando a países asiáticos el costo se va incrementando hasta llegar a pagar 60 mil dólares por kilo”.

Junto con la pesca furtiva de la “Totoaba” la especie endémica de la vaquita Marina, es tomada como daño colateral de la pesca furtiva que se da dentro del polígono protegido de 13 mil kilómetros, zona donde se ha ubicado esta especie.

La alerta de la extinción de la vaquita Marina se dio en 2104 por el Comité Internacional para la conservación de la vaquita marina, donde participan expertos de México, Estados Unidos y Reino Unido.

Durante su informe se dio a conocer que a través de un análisis con monitoreos, se detectó un decremento significativo en la especie de la vaquita marina al detectar 97 ejemplares de los cuales 26 eran hembras.

El programa de atención integral al alto Golfo de California, puesto en marcha en abril del año pasado a la fecha, se han inspeccionado 10 mil 290 personas, 2 mil 537 embarcaciones, 2 mil 219 vehículos, 48 instalaciones en tierra y 251 buques; derivado de ellas se han asegurado 473 artes de pesca, como anzuelos y redes, 175 buches de totoaba, 97 embarcaciones y puestas a disposición de las autoridades 73 personas que purgan condenas que van de los 3 a 9 años de prisión por ser delito grave no alcanza fianza.

Los centros de acopio

Las investigaciones realizadas por personal de inteligencia naval de la Secretaría de Marina-Armada de México sobre los centros de abastecimiento del mercado negro del buche de la Totoaba se enfocan en tres municipios de Baja California Mexicali, Tijuana, Ensenada y San Luís Río Colorado en Sonora.

El punto de partida de la mayoría de cargamentos del buche del pez endémico salen de las comunidades pesqueras de San Felipe, Puerto Peñasco y Golfo de Santa Clara, las tres poblaciones en la costa del Alto Golfo de California.

Estas comunidades se encuentran dentro de las rutas migratorias de especies marinas, como la curvina golfina que recorren de sur a norte hacia el Delta del río Colorado, buscando un lugar para desovar.

Estas tres comunidades ocupan parte del ecosistema donde habita la Totoaba. El desarrollo y crecimiento de las poblaciones generó la degradación del ecosistema y del inició de la pesca contra el pez protegido que de acuerdo con información de SEMARNAT, la Totoaba fue declarado en peligro de extinción por primera vez en 2002, por lo que puso una veda permanente sobre su pesca.

En estas comunidades, principalmente en las colonias más populares, es donde se han ubicado los centros de acopio que pueden ser casas, bodegas e incluso autos que con hieleras en las cajuelas trasladan los buches a los límites del estado con Estados Unidos.

Las investigaciones realizadas en esta zona del país han ubicado algunas empresas de paquetería y mensajería tanto en Baja California como en la ciudad de México que han trasladado este producto hasta China o Hong Kong.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba