Macabro hallazgo en la población de Ixtlán de Juárez

Una llamada anónima al Servicio de Emergencias 066 informó que en la carretera que comunica a la capital oaxaqueña con la población de Ixtlán de Juárez, a la altura del paraje El Molino, situado en límites de Tlalixtac de Cabrera, fue hallado un cuerpo enterrado. Al sitio se presentaron efectivos de la Policía Estatal.

Tras una intensa búsqueda, en el kilómetro 207 de la carretera a Ixtlán de Juárez, a la altura del paraje El Molino, que se ubica en jurisdicción de Tlalixtac de Cabrera, en un cuarto en obra negra, en un terreno baldío, fue hallado un cuerpo humano.

Al lugar arribó el agente del Ministerio Público de la mesa 4 de Homicidios, dependiente de la Subprocuraduría de Atención a Delitos de Alto Impacto (SADAI), acompañado de peritos especializados en las diferentes materias y un médico legista, así como elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), del grupo de Homicidios, quienes empezaron la excavación de la fosa.

A más de 50 centímetros de profundidad lograron la exhumación del cuerpo de una persona del sexo masculino, mismo que vestía un pantalón de mezclilla con zapatos de color café del número 9. El cuerpo se encontraba amordazado con cinta canela y vendado de los ojos.

El cuerpo que fue desenterrado por completo se encontraba en estado de putrefacción y las extremidades estaban a punto de desprenderse. El médico legista de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó que el cuerpo tenía por lo menos unos cinco meses de haber sido enterrado. En el interior de la fosa fueron halladas esposas y un cuchillo.

El agente del Ministerio Público ordenó el levantamiento del cuerpo, el cual fue enviado al anfiteatro de la ciudad, para la práctica de la necropsia de ley correspondiente.

Ante el agente del Ministerio Público se presentó Carla Edith Gudiño, quien le dio a conocer que la descripción del cuerpo correspondía a la de su esposo, quien fue secuestrado hace algunos meses.

El representante social autorizó la intervención de un odontólogo contratado por la familia del secuestrado para que examinara la dentadura de la osamenta.

El odontólogo confirmó que pertenecía al plagiado, por lo que Carla Edith Gudiño efectuó la identificación legal del cuerpo de quien fuera su esposo Rogelio Torres Castillo de 33 años, y quien tuvo su domicilio en la calle de Armenta y López 911, en el Centro de la ciudad, quien se dedicaba al comercio y fue secuestrado en octubre de 2010.

Al respecto, el Fiscal inició el acta penal por el delito de homicidio, en contra de quien o quienes resulten responsables.

En tanto, el médico legista de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), dio a conocer que el hoy occiso recibió varias lesiones en el tórax con un objeto punzocortante y sufrió una hemorragia interna antes de ser enterrado.

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
Noticias de Mexico publicadas por el 09 de Jan, 2011 a las 9:20 am •
Comentarios para : Macabro hallazgo en la población de Ixtlán de Juárez

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de La Policiaca de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.

Comentar en Facebook
Comentar en Disqus
Noticia Siguiente:
Noticia Anterior:

Busquedas para esta noticia:

noticias de ixtlan de juarez, noticias de ixtlan de juarez oaxaca, noticias ixtlan de juarez oaxaca, ixtlan de juarez, ixtlan de juarez noticias, secuestro en ixtlan de juarez, accidente en oa aca de juatez, noticias ixtlan oaxaca,
La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.
La informacion que se muestra refleja el contenido de informacion disponible publicamente en la red.