La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Madre mantuvo a su hijo sedado y encerrado en un clóset por tres años, hasta que murió

Madre mantuvo a su hijo sedado y encerrado en un clóset por tres años, hasta que murióLos Ángeles, California.- Por un lapso de tres años el pequeño Yonatan Daniel fue escondido por su madre en múltiples armarios y sedado con píldoras para dormir que ella misma le daba, hasta que el pasado mes de agosto fue encontrado muerto en un armario en su domicilio del Barrio de Echo Park, en el Centro de Los Ángeles, donde vivían el menor, su madre, sus tres hermanos y su padrastro.

El niño de 11 años de edad, pesaba tan solo 15 kilogramos, y presentaba huellas de maltrato.

Verónica Aguilar, madre del niño, solía mentir que Yonatan se encontraba estudiando en México cuando le preguntaban por él. Solo ella y sus otros tres hijos sabían la verdad: a un lado de su cama, donde dormían dos hijos, yacía su hermanito, pero les prohibió a los tres divulgar la información.

Tan efectiva fue la manera en que la madre ocultó a su propio hijo que ni la actual pareja sentimental de la mujer sabía del paradero del niño, según el reporte de la Policía de Los Ángeles (LAPD).

Muerte en un armario

Todo quedó al descubierto el pasado 22 de agosto, cuando Verónica se acercó a su esposo y le dijo que Yonatan había muerto. Luego le pidió entonces que se hiciera cargo de sus otros hijos.

El hombre creía que Verónica alistaría sus maletas para salir cuanto antes rumbo a México, donde supuestamente se encontraba el pequeño Yonatan, pero se llevó tremenda sorpresa cuando la mujer lo llevó al clóset de la habitación donde dormían sus hijos. Ahí, enredado en una cobija, yacía el cuerpo del pequeño, ya sin vida. Tenía espuma en su nariz, su cabello casi se le había caído por completo y a su alrededor había vasos medicinales.

Fue entonces que el hombre salió corriendo de la casa hasta llegar a una tienda 7-Eleven y desde ahí llamó a las autoridades.

Ese mismo día, los detectives reunieron a los cinco residentes de la casa, -la madre, el padrastro y los tres hijos-, en un cuarto para analizar las reacciones. Y bajo supervisión de trabajadores sociales del condado, el padrastro rompió en llanto tras preguntar a los niños por qué no le habían dicho sobre las acciones de su madre. A esto, le respondió uno, “no sabías porque siempre estabas trabajando”.

Ese mismo día, Verónica, de 39 años de edad, fue arrestada y acusada por la muerte de su hijo, el cual, de acuerdo a documentos oficiales, padecía autismo. La mujer se declaró no culpable.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba