La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

María Katzarava será "La voz humana"

Vía telefónica desde Madrid, la soprano mexicana María Katzarava dice a MILENIO que la ópera que protagonizará el lunes 4 de julio a las 20:00 en el Palacio de Bellas Artes es todo un tour de force para cualquiera que la interprete: “La voz humana es todo un reto para la intérprete, ya sea actoral o musicalmente. Un monólogo siempre es muy difícil; de entrada mantener toda la energía, la fuerza y pasar por momentos de diferentes colores, de emociones de energía, de mantener al público despierto y conectado con tus emociones es muy difícil porque toda la fuerza recae en una sola persona. También es importante recalcar que es básica la dirección de escena y, por supuesto, la escenografía es importantísima, que tu actuación tenga un sustento y que vaya de la mano con ella. Si no todo se derrumba”.

Desde hace ocho años la cantante radica en Europa, y como cada año prepara su regreso a México: “Me parece fundamental no abandonarlos por completo. y para mí es siempre un gusto, un placer estar en mi país”.

La voz humana es una ópera en un acto de dos de los más destacados artistas franceses de la primera mitad del siglo XX: el compositor Francis Poulenc y el artista y escritor dadaísta Jean Cocteau. Para esta representación contará con el acompañamiento del pianista mexicano Abdiel Vázquez y con la dirección de escena del italiano Paolo Giani Cei.

Karatzava explica que esta pieza solo se ha presentado dos veces en este recinto, la más reciente en 2001, a cargo de Olivia Gorra. “Nosotros lo teníamos planeado desde hace tres años, pero por cuestiones de tiempo y económicas no se podía concretar. Es muy importante porque no solo en México sino en el mundo entero es poco representada esta ópera. Aquí estamos un poquito más acostumbrados a las óperas tradicionales y esta pieza que se sale un poquito de lo común, por lo que me parece muy importante mostrársela a mi público”.

Gran reto

Francis Poulenc que compuso esta tragedia lírica en un solo acto y para un personaje, basado en el monólogo teatral homónimo del artista multidisciplinario Jean Cocteau, quien también lo adaptó como libreto. Representa el punto más alto en las indagaciones del compositor en torno a la capacidad expresiva del canto, así como las reiteraciones matemáticas y dadaístas del escritor respecto a la interpretación actoral.

La protagonista, “Ella”, es una mujer abandonada con el corazón roto que está pendiente del teléfono, aguardando la llamada de su antiguo amante, a quien llama “Querido”, quien ha de casarse con otra mujer al día siguiente, por lo que espera con angustia sostener una última y larga conversación, intentando evitar todo reclamo y con la esperanza de retenerlo, en medio de una atmósfera desesperante por las continuas fallas en la línea y sus tendencias suicidas.

“Hay un momento en que la intérprete se queda hablando sola por el teléfono, sin música sin nada, y está hablando con su amante por el otro lado de la línea. Ahí se tiene que demostrar que sí estás hablando con esa persona, que la historia es real. Lo importante aquí es que la energía no se vaya para abajo, porque cuando queda sola la cantante debe respaldarla su experiencia; por eso se me hace muy difícil una obra como ésta, un monólogo es algo muy delicado.

“En términos de la historia yo creo que la mayoría de las personas hemos vivido algo así en algún momento de nuestras vidas: no quieres aceptar la ruptura y estás tan enamorado que sientes que te vas a morir. Al final, dependiendo de la dirección escénica, o bien el personaje se suicida literalmente o queda solo como un suicidio interno”.

Esta intensa historia de amor, que técnicamente implica un gran reto, representa una oportunidad para abrir el horizonte cultural: “Así como evolucionamos en todos los aspectos tecnológicos y culturales, también la música avanza y no podemos simplemente quedarnos en el pasado y repetir lo mismo toda la vida. Hay que darle paso y oportunidades a otras expresiones”.

María Katzarava, quien es una de las dos mexicanas que han debutado en el Teatro alla Scala de Milán, ganó el primer lugar de Ópera y el premio de Zarzuela en el concurso internacional Operalia en el 2008. Ahora regresa a México tras interpretar a Marguerite en el montaje del Fausto, de Charles Gonoud, en la Ópera de Lausana, Suiza, con la conducción de Jean-Yves Ossonce y dirección escénica del escenógrafo Italiano Stefano Poda.

 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba