La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Mata a su vecino y se entrega a la Policía porque no dormía tranquilo

Mata a su vecino y se entrega a la Policía porque no dormía tranquiloMérida, Yucatán.- Como no podía dormir tranquilo tras haber asesinado a su vecino, José David Flores Morales fue a la policía y confesó el crimen. Esto permitió que se le fincara responsabilidad y que se localizara y detuviera a su cómplice, Juan Pablo Arrioja Osorio.

El haberse entregado no es lo más extraño, pues tanto él como su cómplice fueron encarcelados al día siguiente de perpetrarse el homicidio, pero no por este hecho, sino porque los dos discutieron y escandalizaban en la vía pública.

Ninguno de los dos confesó lo que hicieron y fueron liberados, pero más tarde José David decidió acudir a la Policía y confesar que le habían dado muerte a su vecino, el antropólogo Carlos Alberto Pérez Álvarez, alias “Cabinho”, quien era custodio del INAH, a quien golpearon hasta causarle la muerte para robarle sus pertenencias en su casa en la colonia Nueva Hidalgo.

El crimen ocurrió el pasado jueves 10 de agosto, cuando José David fue a casa de su amigo Juan Pablo, en el número 227 de la calle 52, entre 51 y 53, de la colonia Nueva Hidalgo, donde empezaron a ingerir bebidas embriagantes.

Al acabárseles el dinero, decidieron ir a casa de “Cabinho” en busca de algo para robar, pues sabían que vivía solo y era un adicto a las drogas y bebidas alcohólicas, como ellos.

Cuando llegaron al domicilio del ahora occiso, en el número 209 de la calle 53, de la misma colonia, al pretender ingresar, fueron sorprendidos por el dueño, al que sometieron y golpearon para robarle lo poco de valor que tenía.

Se fueron y siguieron ingiriendo bebidas embriagantes y al día siguiente, cuando estaban en la calle, se pelearon y fueron detenidos por disturbio.

Salieron de la cárcel al día siguiente y se enteraron que el ex custodio había sido hallado asesinado en su domicilio, pero ninguno de ellos confesó sobre el crimen y las autoridades no tenían aun a algún sospechoso.

Sin embargo, a José David le remordió la conciencia y más tarde acudió ante la Policía a confesar el crimen; dijo que “no podía dormir” tras haber asesinado a su compañero de parranda en complicidad con Juan Pablo, por lo que fue detenido y se giró una orden de aprehensión en contra de su cómplice.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

¿Preguntas o sugerencias? Contáctanos en lapoliciaca@hotmail.com o por medio de nuestras redes sociales

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba
error: Content is protected !!