La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Matan a alcalde de Pungarabato; se trata de Ambrosio Soto Duarte

CHILPANCINGO.

El alcalde de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte, fue asesinado la noche del sábado pasado cuando fue emboscado en la carretera Federal Ciudad Altamirano-San Lucas, en el estado de Michoacán.

De acuerdo con los reportes policiacos, el atentado fue perpetrado en la zona conocida como curvas del Cajón a las 22:30. En el ataque también murió su chofer y uno de los agresores, además de que fueron heridos dos policías federales que estaban asignados como escoltas de Soto Duarte después de que el propio alcalde denunciara amenazas de muerte en su contra por parte de un grupo del crimen organizado de la zona.

El presidente municipal regresaba de Huetamo, Michoacán, después de atender unos negocios de su padre durante el mismo sábado. De vuelta a Pungarabato fue atacado por un grupo armado que le cerró el paso a la entrada de Riva Palacio, Michoacán, localidad vecina al municipio que gobernaba. La policía recibió el aviso de lo ocurrido cerca de las 11 de la noche.

De acuerdo con las indagatorias, los agresores atravesaron varias camionetas en la carretera para impedir el paso del presidente municipal, a quien dispararon con armas de alto poder.

Fue el pasado 7 de julio, en conferencia de prensa, que el alcalde perredista denunció que un grupo del crimen organizado lo había amenazado de muerte e incluso afirmó que, según los datos que él tenía, planeaban asesinarlo en la temporada de graduaciones en las escuelas.

“Mataron a mi primo, estoy amenazado por la delincuencia organizada”, escribió el 8 de julio en Twitter el alcalde de Pungarabato, cuya cabecera municipal es Ciudad Altamirano, uno de los principales puntos de actividad comercial en Tierra Caliente.

El PRD, en voz del presidente de su Consejo Nacional, Ángel Ávila , condenó lo ocurrido y lamentó que ni el gobierno federal ni el estatal le hayan proporcionado seguridad a Soto Duarte después de que éste denunciara esas amenazas de muerte.

Ante ello, el gobierno de Guerrero señaló ayer mismo: “Las declaraciones que el propio alcalde Soto Duarte hizo en el sentido de solicitar mayor seguridad fueron atendidas siempre con oportunidad, por lo cual llama la atención que haya realizado el viaje en el que perdió la vida a sabiendas que había sido reiteradamente amenazado, como él mismo lo señaló, por un grupo delictivo. Y que dicho viaje lo haya hecho en horas inconvenientes en una zona de alta peligrosidad. Conviene reiterar que el homicidio se cometió en el estado de Michoacán”.

“Desde enero, Soto Duarte solicitó y fue atendido con la protección de efectivos de la Policía del Estado, la cual le brindó apoyo de seguridad tanto a él como a su familia.

“”El día de los hechos, el propio Soto Duarte solicitó a la Policía del Estado mantenerse en Pungarabato para la protección de su familia, saliendo él hacia Huetamo, Michoacán, solamente con sus efectivos de la Policía Federal”, añadió.

Posteriormente, en conferencia de prensa, el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, lamentó lo ocurrido y señaló que canceló una gira de trabajo por la Costa Grande para atender el caso.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado de Guerrero solicitó a las autoridades de Michoacán pedir a la Procuraduría General de la República que ejerza su facultad de atracción en el caso de este homicidio.

El fiscal de Guerrero, Xavier Olea Peláez, consideró que existen elementos jurídicos suficientes para realizar la solicitud a la Federación dado que en los hechos se emplearon armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

El saldo

De 2006 a la fecha 79 alcaldes en funciones y electos, así como exediles, murieron víctimas de la violencia.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac), dado a conocer recientemente, la mayoría de los funcionarios locales caídos pertenecían al PRI, pero también hay del PAN, PRD y PT.

Algunos de ellos trabajaban en municipios dominados por el crimen organizado, como es el caso de Miguel Alemán, en Tamaulipas; Tanhuato, Michoacán; Temixco, Morelos, y Tlatlaya, Estado de México, mientras otros se encontraban en sitios pequeños y alejados de las grandes urbes.

El estudio precisa que de los funcionarios muertos, 40 estaban en funciones, siete eran electos y 32 eran ex presidentes municipales.

Protección

La Anac propuso al gobierno federal un Protocolo de Protección para Alcaldes.

Dicha organizaciónconsideró seguir procesos para la protección de las autoridades locales, adicionales a lo estipulado por ley.

La agrupación señaló la necesidad de incluir indicadores como amenazas, homicidios previos cercanos, regiones con delincuencia organizada y delitos de alto impacto, para determinar el grado de protección que requieran los alcaldes.

En un comunicado, mencionó que los estados con más riesgo para los alcaldes son Durango, Michoacán, Oaxaca y Veracruz. Seguidos por Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Tabasco y Tamaulipas.

La Segob ofrece coadyuvar

La Secretaría de Gobernación (Segob) anunció que “conforme a sus facultades” coadyuvará en las investigaciones que realice el gobierno del estado de Guerrero para ubicar a los responsables del asesinato del presidente municipal de Pungarabato, Ambrosio Soto.

A través de un breve comunicado de prensa, la dependencia encargada de la política interior del país reveló que desde el pasado 20 de noviembre fueron enviados 40 elementos de la Policía Federal para fortalecer la seguridad de ese municipio.

Detalló que cuatro de esos policías fueron destinados exclusivamente como escoltas del presidente municipal.

“La Secretaría de Gobernación lamenta el fallecimiento del presidente municipal de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte, así como las lesiones que sufrieron dos integrantes de la Policía Federal, quienes realizaban servicio de escolta y seguridad del alcalde, durante una agresión el día de ayer (sábado) por la noche”, detalló la dependendcia federal.

En PRD expresan molestia

Senadores del PRD criticaron los actos de violencia en estados como Chiapas y Guerrero.

Por separado y por medio de comunicados de prensa, Armando Ríos Piter criticó el asesinato del alcalde Ambrosio Soto, de Pungarabato, Guerrerro; en tanto, Zoé Robledo exigió no permitir la impunidad en el asesinato de las autoridades municipales de San Juan Chamula.

Armando Ríos Piter dijo que el asesinato de Soto Duarte “es un hecho que causa dolor, que causa frustración, que causa indignación, toda vez que el presidente municipal desde hace varios meses denunció que era sujeto de solicitudes de extorsión”.

Por otra parte, el senador perredista Miguel Barbosa dijo que las autoridades federales ya conocían que Soto Duarte había sido amenazado y exigió a las autoridades federales hacer justicia.

 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba