La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Niños escaparon para que no los castigaran “por besarse”

Niños escaparon para que no los castigaran “por besarse”Ciudad de México.- Dos niños de 12 y 11 años, escaparon de la Escuela Primaria Maestro José Vasconcelos, ubicada en la delegación Azcapotzalco, para evitar que sus padres los regañaran porque los descubrieron besándose. Los menores aprovecharon la evacuación por el temblor.

De acuerdo al reporte de las autoridades, la tarde del pasado lunes, los menores Hiromi y Sebastián, fueron sorprendidos besándose al interior de dicho plantel educativo y la directora los mandó llamar para hablar sobre su afectuosa manera de mostrarse cariño. Sin embargo, cuando iban a la dirección la alarma sísmica se activó, por lo que fueron llevados con el resto de alumnos a una zona segura.

Después del temblor que tuvo una magnitud de 5.7 grados, todo volvió a la normalidad excepto que la pequeña pareja no estaban con los alumnos. Los profesores se dieron cuenta de la ausencia de los menores de edad y de inmediato llamaron a los respectivos padres de familia de cada uno.

Luego de varias horas de buscar a sus hijos y no encontrarlos, alrededor de las 10:00 de la noche los padres de familia cerraron la vialidad de Circuito Interior y el eje 2 Norte Eulalia Guzmán, para exigir a la escuela primaria Maestro José Vasconcelos la presencia de los dos menores extraviados.

Para localizar a los menores se implementó un dispositivo en el que participaron más de 60 elementos del sector Cuitláhuac. “Era una consigna encontrarlos, como esto ocurrió en nuestro perímetro teníamos la obligación de localizarlos”, reconoció en entrevista un agente policial.

Los ubican sanos y salvos al día siguiente

Al circular sobre la avenida Cuitláhuac y Ferrocarril Central, a bordo de la patrulla DF525P1, los agentes Ramón Pérez y Marco Antonio Guzmán detectaron a los menores. Estaban cerca de unos puestos de comida, frente a la tienda de autoservicio de la colonia Victoria de las Democracias. “Se veían muy tranquilos, portaban su uniforme de la escuela y sus mochilas”, comentó Pérez.

Poco pudieron preguntarles, pues debían ser cautelosos para que los niños no se asustaran y no volvieran a escapar. “Llegamos en plan de amistad a preguntarles su nombre y lo único que nos dijeron era que tenían hambre, así que fueron con mi compañero a comprar algo”, señaló Pérez.

De su bolsillo, el oficial Marco Antonio Guzmán les compró algo de comer.

Los menores contaron a los policías que pasaron la noche en un parque y la mañana del martes, al sentir hambre fueron a buscar algo para comer. Dijeron que escaparon de la escuela ya que querían evitar el regaño de sus padres al escuchar que fueron llevados a la dirección por besarse.

Después de desayunar, Hiromi y Sebastián fueron llevados con sus padres.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba