La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

“Oiga bien, seño, si no me entregan el dinero que yo quiero… lo mato”

“Oiga bien, seño, si no me entregan el dinero que yo quiero... lo mato”Ciudad de México.- Eran las 21:06 horas del 31 de octubre pasado cuando Doña Alejandra recibió una llamada a su teléfono celular.  Del otro lado de la línea oyó a su hijo balbucear. Las palabras le salían entrecortadas, sollozaba y pujaba aparentemente de dolor.

“¿Hijo? ¿Qué pasa?”, preguntó doña Alejandra, pero cuando su hijo, de 19 años de edad, iba a contestar, un ruido seco lo calló.

“!Oiga bien, seño, si no me entregan el dinero que yo quiero… lo mato!”, oyó decir a un hombre.

Los instantes que siguieron fueron angustiosos, según relató a autoridades de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ), pues no escuchó nada más que lamentos y ruidos indescifrables.

“Pa’l Día de Muertos van a tener”, fue lo último que alcanzó a oír.

Entonces, la llamada fue interrumpida.

Doña Alejandra le contó a su esposo y sin descanso intentaron comunicarse con su hijo. Todas las llamadas iban al buzón.

Al otro día, por redes sociales se enteraron del hallazgo de dos cabezas humanas en la calle Lecumberri, en la Colonia Morelos.

Esta situación traía consigo una sensación de premonición, pues su hijo, Jesús Alejandro, estaba con su sobrino, Carlos Samuel, de 17 años de edad.

Ambos habían sido vistos por última ocasión en las calles Manuel Doblado y José Joaquín Herrera, en el Centro, horas antes de la llamada telefónica.

Según refirieron los padres de Alejandro, en el marco de la indagatoria CI-FVC/VC-1/UI-1S/D/1358/11-2017, las víctimas eran muy unidas y solían trabajar en el Centro, aparentemente como auxiliares generales.

Sin embargo, sus cabezas aparecieron en un punto de venta de droga, conocido desde hace décadas tanto por policías como por vecinos de Tepito.

Ahí, de acuerdo con las pesquisas, controla un individuo que se apellida Batlea, le dicen “El Búfalo” y fue ex policía judicial. Otras dos vecindades, la de Lecumberri y la apodada El Quinto Infierno se entrelazan en la pugna.

Las víctimas viajaban en una moto KTM390 naranja y desde la noche del 31 de octubre comenzaron a ser rastreados por la Fuerza Antisecuestros (Fas) donde los padres denunciaron.

La Procuraduría de Justicia capitalina cuenta con un video, en donde se aprecia el momento en que son dejadas las bolsas con los restos, pero la oscuridad y la mala calidad de las imágenes impidieron a los investigadores reconocer a los sospechosos.

¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

¿Preguntas o sugerencias? Contáctanos en lapoliciaca@hotmail.com o por medio de nuestras redes sociales

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba
error: Content is protected !!