La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Pasó siete años en prisión por prestar su teléfono celular

prision de nayaritTepic, Nayarit.- El jueves siete de julio, una sesión del Segundo Tribunal Colegiado en Tepic, concedió un amparo al joven Germán y ordenó su puesta en libertad. Un día después, a eso de las 10 de la mañana, el muchacho era notificado: ese día se iría a su casa, dejaría la penal, donde permaneció siete años.

Germán estaba más que sorprendido, la noticia le caía de golpe. No entendía. No creía. Consiguió que se avisara por teléfono a sus familiares, que más tarde arribaron afuera de la prisión estatal. Por la noche, Germán cruzó la última puerta metálica de la cárcel. Era libre. Y fue recibido con abrazos, lágrimas.

Muchas cosas pasaron durante su estancia en la penal: a los meses murió su abuelo, a quien veía como papá, y otro familiar cercano falleció en un accidente. “Esto que me sucedió fue muy injusto porque estuve siete años en la cárcel, pero gracias a Dios se demostró mi inocencia” dijo el joven.

Germán acepta que está viviendo con una sensación de miedo, “como asustado”, pero recibe todo el apoyo familiar. Dice que en los últimos días ha realizado algunos trámites en cuanto a documentos, porque en el próximo ciclo escolar le gustaría estudiar enfermería.

Quiere advertir a las familias sobre el riesgo que implica prestar un celular, por el mal uso que puede dársele.

Fue en el año 2009 cuando German fue entrevistado por policías estatales y luego se le requirió para emitir una declaración ministerial, respondiendo interrogantes en torno a su teléfono.

Sin ningún problema reveló la fecha y hora aproximada en que uno de sus amigos le pidió prestado el aparato y se lo facilitó. Jamás se imaginó que de su número se haría por lo menos una llamada a la familia de una persona secuestrada. Y ahí empezó su terrible experiencia. No llegaba a los 20 años.

Su versión de que no tenía relación con el delito, que actuó de buena fe al prestar su celular, no fue atendida.

Al rendir su declaración preparatoria ante un juzgado penal, insistió: “De la misma manera señalo que no es cierto que presté mi teléfono celular (…) para que negociaran el rescate del joven”…

Al paso de los años se le dictó sentencia condenatoria por 20 años, confirmada por la Sala Penal, y como última instancia el despacho del abogado Alfonso Nambo presentó un amparo directo, que recayó en el Segundo Tribunal Colegiado.

El pasado siete de julio, los magistrados de Circuito David Pérez Chávez, Gabriela Guadalupe Huízar Flores (ponente del estudio) y Germán Martínez Cisneros votaron por unanimidad un amparo a favor de Germán.

Para el Tribunal Colegiado, a lo largo del proceso no quedó clara, con evidencia, la supuesta participación del joven en el secuestro:

“…como se ha venido destacando en la presente resolución, durante todo el proceso penal no se estableció la forma de participación del quejoso con base en las circunstancias que se le vincularon, es decir, el haber prestado un teléfono y haber realizado una llamada al C4, lo cual hace que esa circunstancia no sea subsanable en las conclusiones, ya que sus deficiencias no es sólo formal o de contenido, sino el defecto del proceso que se ha destacado no puede ser corregido en las conclusiones acusatorias, dado que éstas no pueden contener cuestiones que no estén dentro del proceso”.

Germán (cuyo nombre fue cambiado para proteger su identidad) ahora es libre. Ha insistido a sus familiares, para que jamás presten su celular. Y acepta hacer público su caso para que en las familias se tomen precauciones, especialmente con los niños y jóvenes.

Con información de RelatosNayarit.com

 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba