La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Pleito entre familiares de ‘El Chapo’ en Badiraguato

Un nuevo conflicto entre familiares de Joaquín El Chapo Guzmán tiene en jaque la zona serrana de Badiraguato, Sinaloa, de donde es oriundo el capo. Algunos pobladores auguran que los enfrentamientos romperán la tranquilidad del Triángulo Dorado.

Los protagonistas de esta guerra son Aureliano Guzmán Loera, El Guano, hermano de El Chapo, Guzmán, y Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito, sobrino nieto de los primeros e hijo de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo.

Uno de los momentos más álgidos se vivió hace unos días, cuando un grupo armado encabezado por Beltrán Guzmán ingresó al poblado de La Tuna, cuna y fortaleza del líder del cártel de Sinaloa, a buscar a su tío.

Los sicarios alertaron a los habitantes de que se avecinaba un enfrentamiento y que “correría mucha sangre”. Al menos 300 familias huyeron.

“Veíamos por la carretera bajar a todas esas familias. En ese momento no comprendíamos que se estaban agarrando a chingadazos allá arriba”, recordó un habitante de la zona baja de la sierra.

Las tres camionetas que ingresaron a La Tuna abrieron fuego al aire y contra una de las casas en las que presuntamente se encontraba El Guano.

Durante algunos minutos realizaron la búsqueda y al percatarse de que no estaba en el lugar fueron al corazón del pueblo: la casa de Consuelo Loera, madre de El Chapo.

Los gatilleros pidieron a la señora dos cuatrimotos y una camioneta, vehículos que fueron entregados inmediatamente y con los cuales huyeron.

En entrevista con MILENIO, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, aseguró que ésta es una herencia de venganzas familiares, por lo que reforzó la seguridad de la zona serrana.

“Tenemos un problema de rivalidad delincuencial, un problema de décadas porque se dedican a actividades del narcotráfico y hay herencias malditas entre familias. En lo que resta del año mantendremos la coordinación que hemos tenido con la Federación, el Ejército y la Marina. Vamos a dar una respuesta contundente a estos últimos hechos que se han presentado”, ofreció.

EL NUEVO ORIGEN

De acuerdo con expedientes federales y estatales, así como con testimonios de los lugareños, en abril de 2015 fue asesinado Ernesto Guzmán Hidalgo, medio hermano de El Chapo y padre de Patricia Guzmán Núñez, quien estuvo casada con El Mochomo.

El Guano mandó matar a su medio hermano, porque éste “no era confiable para la estructura”.

Por este hecho Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito, busca abatir a su tío Aureliano.

Las historias de traiciones y venganzas entre familiares de El Chapo Guzmán datan de hace varios años. La más significativa fue en 2008: la detención de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, pues su gente consideró que El Chapo lo delató.

En respuesta, los hermanos Héctor y Arturo Beltrán Leyva mataron a un hijo de Guzmán Loera, de nombre Édgar, en una plaza pública de Culiacán, lo que desató una serie de asesinatos entre ambos grupos.

A los pocos días de la irrupción del grupo armado que buscaba a El Guano, el Ejército tomó la seguridad de la zona serrana, mientras que la Policía Estatal aún patrulla constantemente las carreteras de Sinaloa.

Los estragos persisten: solo 20 por ciento de las familias han regresado a sus hogares, además de que se suspendieron las clases en 20 escuelas de 12 comunidades.

El alcalde de Badiraguato, Mario Valenzuela López, confió en que el próximo mes regresen todos los habitantes. Y para demostrar que las cosas están en paz, ha realizado recorridos en la zona acompañado únicamente de dos policías y su secretario particular.

“Tengo la fe y la esperanza de que de aquí a unos 15 o 20 días tengamos arriba de 50 por ciento de las familias que huyeron”, comentó.

Pero la violencia sigue. El pasado 23 de junio Sinaloa vivió su jornada más violenta durante el sexenio de López Valdez: cayeron 17 personas en diversos puntos por estas rencillas. “No nos vamos a quedar con los brazos cruzados ni vamos a dejar que nos manchen el enorme esfuerzo que hemos hecho”, aseguró el gobernador.

MIEDO Y CALMA

Al llegar a La Tuna hay tensión. Se palpa miedo entre los pocos habitantes, pero el pueblo está en calma. En el negocio del mecánico local está una camioneta negra Grand Cherokee con impactos de bala. Nada inusual para él.

Hay otro rastro de las escaramuzas: una casa con el techo quemado. Fue atacada la tarde que fueron a buscar a El Guano. Se dijo que ahí murió uno de sus sicarios, pero nadie vio el cuerpo carbonizado. No al menos las autoridades.

En el corazón de La Tuna está la casa de Consuelo Loera, madre de El Chapo. Destaca por sus dimensiones y su color rosa en comparación a las pequeñas casas serranas de los demás pobladores campesinos, muchos dedicados a lo que se trabaja por aquí: la siembra de opio.

La casa también destaca por las antenas parabólicas y una antena vertical de al menos siete metros que emerge del centro de la casa. Son las que se usan para mejorar las radiocomunicaciones. En el patio trasero hay un quiosco que da al cerro de La Tuna desde donde se ve la residencia de El Chapo Guzmán conocida como El Cielo.

A 500 metros de la casa de doña Consuelo, en el poblado de La Palma se encuentra la residencia de El Mochomo, que tiene forma de herradura y de acuerdo a los vecinos está abandonada desde hace varios años.

Ésta también tiene un quiosco en el centro del hogar y algunas imágenes de la Virgen de Guadalupe.

Los recorridos de los militares y la policía estatal son constantes para evitar otro encontronazo entre las familias.

Por lo pronto, esta guerra entre criminales tiene sus daños colaterales: cientos de desplazados…

 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba