La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

Salvó su vida al fingir que estaba muerto

Apodaca, Nuevo León.- Luego de ser plagiados, un joven de 18 años fue asesinado de tres disparos en un baldío de la colonia Paseo de las Flores, en el municipio de Apodaca, mientras que otro joven, también de 18 años, salvó su vida al hacer creer a los delincuentes que estaba muerto.

El sobreviviente caminó 500 metros hasta llegar a la caseta de vigilancia de un parque industrial.

Los hechos fueron reportados a las instalaciones de la Cruz Roja de Monterrey, cuya comandancia movilizó una ambulancia hasta el Parque Industrial Milenium, ubicado sobre la autopista al Aeropuerto.

Al llegar al lugar, los paramédicos atendieron a quien fue identificado por la Policía como Juan Francisco Velázquez Ramírez, de 18 años de edad, quien presentaba una lesión provocada por disparo de arma de fuego y se encontraba bajo una fuerte crisis nerviosa.

El lesionado además presentaba golpes en el rostro, presuntamente al ser atacado por los desconocidos antes de que le dispararan.

Antes de ser llevado a las instalaciones del hospital Universitario, el herido narró a los policías municipales y agentes de la Policía Ministerial lo que había sucedido.

El joven dio a conocer a las autoridades investigadoras que en un terreno baldío ubicado en el cruce de las calles Estocolmo y Paseo de las Flores, había dejado a su amigo de nombre Francisco Alvarado, de la misma edad.

Esto provocó una intensa movilización hacia ese lugar del municipio de Apodaca; los policías llegaron en cuestión de minutos e ingresaron al terreno, donde a 20 metros de la calle Estocolmo localizaron sin vida a Francisco.

El hoy occiso presentaba tres heridas de arma de fuego, una en el cuello, otra más en la cabeza y la tercera en la muñeca de la mano derecha.

Al continuar con las investigaciones, trascendió que el lesionado salvó la vida al hacerse pasar como muerto y esperar varios minutos a que los delincuentes se fueran.

Posteriormente, se levantó y caminó herido hasta la calle Estocolmo, cruzó Paseo de las Flores y se internó en un terreno baldío por el cual caminó alrededor de 500 metros.

Entre matorrales, piedras y basura, el joven se desplazó y cruzó la autopista al Aeropuerto, donde se arriesgó a ser arrollado.

Al llegar hasta donde estaba el guardia de seguridad de una caseta, le pidió ayuda y le explicó lo que había pasado y que su amigo estaba herido, sin saber que Francisco Alvarado ya se encontraba muerto, en medio de ese terreno.

Leer información completa en el sitio
¿Te informaste? Dale
 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba
error: Content is protected !!