La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

“Tenga cuidado, ya pueden tener varios días siguéndolo”

Ayer lo enterraron. En su tierra, Ciudad Altamiramo, Guerrero. Aquel mensaje de texto que recibió en su celular el pasado 27 de junio a las 6:17 de la tarde resultó fatal: “…tenga cuidado porque ya pueden tener varios días siguiéndolo”.

A pesar de los cuatro policías federales que tenía asignados como escolta, la noche del pasado sábado Ambrosio Soto, alcalde de Pungarabato, fue asesinado.

“Bocho fue a las 8:30 de la noche a Huetamo, tenía una refaccionaria allá. Fue a dar una vuelta porque tenía que meter unas cosas a inventario y ya de regreso lo emboscaron. Lo mataron”, relató a MILENIO, Gloria, su hermana.

Omar Macedonio Mejía, cuñado y chofer de Bocho –como conocían en la región al alcalde– también murió en el ataque ocurrido en los límites de Guerrero y Michoacán.

Soto llevaba meses denunciando pública, política y judicialmente las amenazas de que era objeto por parte del crimen organizado de la Tierra Caliente.

Hace diez días, el presidente municipal de Pungarabato mostró a MILENIO la pantalla rota de su celular con el último mensaje de texto que recibió con una amenaza o “presión”, como él lo llamó:

“Señor presidente, tengo a bien avisarle que han dado la orden de matarlo en este tiempo de clausuras y aprovechando que usted no trae mucha seguridad tenga cuidado porque ya pueden tener varios días siguiéndolo”.

Soto relató entonces que la delincuencia organizada primero le exigió desistir de su aspiración en las elecciones: “Mandaron decir que no tenía que participar, que estaba decidido por el jefe de plaza que tenía que ser la otra persona (presidente municipal) y no yo”.

Cuando ganó trataron de imponerle tesorero y director de Obras, además de que le pidieron un millón de pesos “de bienvenida” para permitirle tomar el cargo.

Él se rehusó, en noviembre pasado denunció en la Ciudad de México ante la dirigencia nacional del PRD. En particular, “pedimos apoyo a Beatriz Mojica para que nos llevara con el gobierno federal, porque no se podía resistir, era imposible esta situación.

“Aguantamos como mes y medio, dos meses y pusimos la denuncia de manera pública, porque nos dieron tres días para que en lugar de un millón de pesos ya eran tres los que tenía que dar o tendría que presentar mi renuncia o irme de Altamirano”.

En Ciudad Altamirano el gobierno federal decidió relanzar el operativo de seguridad que inició por el caso Iguala en 2014, el año pasado amplió la presencia de fuerzas federales a 400 elementos, quizás por el grito de ayuda de Soto.

“Pero hace mes y medio el gobierno federal cometió el error de llevarse a la policía y la delincuencia volvió a operar.

“Ahora necesitamos que se compadezcan de nosotros, que regresen a ver a Tierra Caliente y que por favor, de una vez por todas terminen con estas lacras que tanto daño le han hecho a la región”, reclamó el pasado 14 de julio.

Un día después, por invitación de Armando Ríos Piter, se trasladó a la Ciudad de México y participó en un encuentro con autoridades del Banco Mundial y alcaldes de Guerrero para revisar la estrategia municipal, donde volvió a exponer la situación de inseguridad de Pungarabato.

“Me dijo (Ríos Píter) que fuera a contar cómo están la cosas acá (Pungarabato)”, dijo a MILENIO; mientras presumía el mensaje del senador al mismo teléfono que recibió la amenaza que el sábado por la noche se cumplió.

“Ya lo estaban esperando. Atravesaron camionetas y empezaron a disparar”, terminó de relatar vía telefónica Gloria Soto, hermana de Bocho, y voz de la familia que en menos de un mes perdió a tres integrantes:

El pasado 5 de julio pasado fue su primo, Sebastián Soto Rodríguez, asesinado en un basurero en Cutzamala de Pinzón. El sábado fue su hermano.

Ayer, la misa de cuerpo presente fue a las 5 de la tarde, los más cercanos cargaron el ataúd.

Centenares de pobladores acompañaron el sepelio del alcalde que murió creyendo que “no hay de otra más que estar armados”.

“Nos vamos a defender, a lo mejor es un acto desesperado, pero no hay de otra.

“En Tierra Caliente no va a haber otra alternativa, a lo mejor soy pesimista, pero si el gobierno federal no actúa y no extermina a esta delincuencia que tanto daño le ha hecho concretamente a mi municipio, va a ser complicado y nos vamos a tener que armar”.

 
 

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba