La Policiaca – La Nota Roja De Mexico

“Reto al asesino de mi hija, aquí lo espero, que venga por mí”

“Reto al asesino de mi hija, aquí lo espero, que venga por mí”Ecatepec, Estado de México.- “Reto al asesino de mi hija, aquí lo espero, que venga por mí, solo así lo van agarrar, solo así lo van a encontrar, cuando vuelva asesinar a otra persona… ofrezco mi vida a cambio de la de él”, dijo Zaira, la madre de una jovencita que fue violada y privada de la vida por un carnicero en el Fraccionamiento Las Américas.

Mariana Joselin Baltierra Valenzuela, era una joven de tan solo 18 años, “era feliz, no le tenía miedo a nada”, mencionó su madre; sin embargo, el pasado 27 de Julio, nunca imaginó que al enviarla a la tienda que se ubica en la esquina de su casa, donde no tenía que atravesar ni una calle, jamás la volvería a ver.

La mujer explicó que eran las 9:30 de la mañana, y al estar cuidando a una sobrina de dos años de edad, mandó a su hija Mariana a comprar huevos y jamón para desayunar. La joven, quien regresaba de pasear a su mascota, se quitó la sudadera y salió a la tienda a realizar el mandado.

Al ver que ya habían transcurrido 15 minutos y su hija no regresaba, se preocupó y se asomó a la puerta.

“Al abrir la reja, tuve un presentimiento, que recorrió mi cuerpo, me angustié más, porque nunca tardaba más de diez minutos y decidí salir a buscarla” narró.

Comentó que fue a la tienda y que le habían dicho que su hija sí había estado ahí y que había comprado el jamón y el huevo, por lo que cruzó la avenida y pregunto en una pollería que se encontraba enfrente, pero nadie la había visto. Ante esto, su preocupación aumentó.

Regresó a su casa a dejar a su sobrina, para empezar la búsqueda con ayuda de sus vecinos, y recorrió todos los locales de la Avenida Independencia, menos el de una carnicería que se encontraba cerrada.

Posteriormente se dirigió al Centro de Justicia a iniciar su denuncia, mientras los vecinos continuaban con la búsqueda y pegaban volantes en la comunidad.

Explicó que horas después policías se presentaron en su hogar y le preguntaron que si su hija tenía novio, cosa que causó su molestia, sin embargo les respondió que tenía una ex pareja, que solo la visitaba en su casa y no salían a ningún lado y que ya habían terminado. Dijo que al joven también lo entrevistaron.

Como no podía dormir, cerca de la una de la madrugada, fue a realizar un recorrido por toda la vialidad, con la esperanza de encontrarla, aunque en su pensamiento algo le decía que ya no iba a regresar, pero no vio ninguna patrulla, a pesar de que le dijeron que estarían buscando por la zona.

Recalcó que, sin poder dormir, esperó que amaneciera y cerca de las 7:00 de la mañana salió a dar otro recorrido, pero su cuñado, después de la primera búsqueda, le recomendó que fueran a comer algo, para que tuviera fuerzas y continuara la búsqueda; pero cuando se enteró que había una patrulla a las afueras de la carnicería, salió corriendo para ver qué pasaba.

“Pregunté a los oficiales que qué pasaba, porque mi hija había desaparecido y no la encontraban, no quisieron decirme nada, pero se rumoraba primero que dos jóvenes habían sido encontrados muertos y me mantuve al frente de la carnicería, porque quería saber que había pasado” refirió.

Transcurrió una hora y apareció el dueño del negocio con razón social “Carnicasa”, mientras una ambulancia también arribaba al lugar.

“Yo rogaba para que no fuera mi hija la que estuviera ahí”, reiteró.

A las 10:30 de la mañana, sacaron el cuerpo de una persona, y fue entonces que las autoridades le dijeron que se trataba de una jovencita con las características de su hija. En ese momento su esposo se acercó y le confirmó que lamentable se trataba de Mariana.

“Reto al asesino de mi hija, aquí lo espero, que venga por mí”

“Al saber que era mi hija se acabó mi mundo, grite, llore y no me dejaron verla, porque me dijeron que tenía que calmarme, y que un sujeto de nombre Juan de la Cruz Quintero Martínez, había matado y violado a mi hija”, expresó.

“No sabía lo que había pasado, el sujeto había trabajado en ese lugar hace como dos años, pero se había ido y tenía 20 días que había regresado, y no tenía ninguna relación con Mariana, como lo rumoró la gente”, al contrario, hizo hincapié Zaira, su hija le tenía miedo a su mirada.

Insistió que han pasado más de 8 meses y las autoridades han hecho caso omiso para buscarlo, a pesar de que existe una recompensa para quien dé pistas para localizarlo, después de que violó y le quitó la vida a Mariana, quien quería ser veterinaria.

“Sigue libre, ¿por qué no lo buscan?, ¿por qué no lo encuentran?, ¿por qué todos están agachados en el celular?… mientras que el (homicida) busca a su siguiente víctima, para cazarla como lo hizo con mi hija”

“Yo estoy sobreviviendo porque no me queda otra opción, porque estoy buscando justicia, porque a mi hija nadie me la va a regresar”, recordó con dolor.

Zaira dijo que no puede sonreír, porque se le viene al pensamiento el sufrimiento que atravesó Mariana y que no estuvo cerca de ella para abrazarla y protegerla, lo que le provoca dolor y la hace también perder el sueño.

Precisó que decidió dar la cara, para dar a conocer lo que paso, con la esperanza de que el criminal, Juan de la Cruz, vea la noticia.

“Lo reto, aquí lo espero, te retó, Juan de la Cruz Quintero Martínez, a que vengas por mí, porque solo así lo van a encontrar, cuando vuelva a matar a otra persona, y ofrezco mi vida a cambio de la del asesino para que sea detenido y quiero que sepa quién es la mamá de Mariana Joselin”, insistió.

Finalmente, sigue esperando a que las autoridades actúen y den con el paradero del hombre que destrozo su hogar y acabo con la vida de una joven que era feliz y tenía muchos sueños que ya no cumplirá.

¿Te informaste? Dale

Deja tu Comentario

 

La selección y la colocación de noticias en esta página se ha determinado automáticamente mediante un programa informático.

La información que se muestra refleja el contenido disponible públicamente en la red.

¿Preguntas o sugerencias? Contáctanos en lapoliciaca@hotmail.com o por medio de nuestras redes sociales

Copyright © 2015 La Policiaca

Ir Arriba